Geocostales

Los geocostales son los antecesores de los geotubos o geocontenedores. Estos son elementos, generalmente temporales, protectores contra los efectos erosivos y socavantes de corrientes, principalmente hidráulicas. El principio ingenieril bajo el cual los geocostales cumplen su función es similar al de los muros por gravedad combinado con las favorables propiedades hidráulicas de los geotextiles no tejidos.

 

Por ende el éxito de una protección contra erosión o socavación basada en el uso de geocostales residirá en la estabilidad del “muro por gravedad” formado por los propios geocostales, es decir, dependerá del peso que en su conjunto sumen en la estructura terminada como elemento de contención y de la apertura de poro del geotextil que permita contener el material de relleno (limos, arenas, rocas) y el paso natural de agua.

 

Como ya se comentó el éxito de una estructura construida a base de geocostales depende en gran medida de los pesos totales de la estructura y de las propiedades hidráulicas del geotextil con el que se fabrican dichos geocostales.

 

Las posibles y principales aplicaciones para los geocostales son:

Revestimientos

Espigones

Arrecifes artificiales

Contención de taludes

Rellenos de pozas

Diques de contención natural

DERECHOS RESERVADOS LINERS INSTALERS ® 2012

Diseño de sitio ItemGroup