Biodigestores

Un biodigestor es un sistema natural y ecológico que aprovecha la digestión anaeróbica (en ausencia de oxígeno) de las bacterias para transformar el estiércol en biogás y fertilizante. El biogás puede ser empleado como combustible en las cocinas, o iluminación, y en grandes instalaciones se puede utilizar para alimentar un motor que genere energía eléctrica. El fertilizante inicialmente se ha considerado un producto secundario, pero actualmente se está considerando de la misma importancia, que el biogás ya que provee un fertilizante natural que mejora fuertemente el rendimiento de las cosechas.

 

Son tres los límites básicos de los biodigestores: la disponibilidad de agua para hacer la mezcla con el estiércol que será introducida en el biodigestor, la cantidad de ganado que posea la granja y la apropiación de la tecnología adecuada.

 

Los biodigestores han de ser diseñados de acuerdo a su finalidad, a la disposición de ganado y tipo, y a la temperatura a la que van a trabajar. Un biodigestor puede ser diseñado para eliminar todo el estiércol producido en una granja de cerdos, o bien como herramientas de saneamiento básico. Otro objetivo sería el de proveer combustible.

 

Actualmente preocupados por el riesgo ambiental que representan las granjas porcícolas, y ganaderas el gobierno federal otorga incentivos a los productores para la construcción de estos biodigestores a través de un sistema de apoyo económico, logrando con ello reducir ampliamente los márgenes de contaminación por gas metano que es altamente dañino para la atmosfera y los mantos acuíferos que se encuentran en las zonas aledañas.

 

Las geomembranas de polietileno se han convertido en aliados a estos sistemas ya que con ellas se elaboran las tinas de contención de los desechos y por medio de tuberías, ya sean de PAD o PVC, se crean sistemas de recolección de los desechos, de salida de los líquidos y al cerrar herméticamente estas tinas por medio de una cubierta conocida como “cover” se logra captar el gas metano y conducirlo a través de tuberías que lo dirigen a un motogenerador de energía eléctrica o simplemente a un quemador de gas que al quemarlo lo convierte en dióxido de carbono menos dañino a la atmosfera.

 

Las geomembranas de polietileno de alta densidad principalmente de 60 mil. (1.5 mm.) de espesor son ampliamente recomendadas por su resistencia a químicos, a la tensión del biogás y a su permeabilidad. Tanto el suministro de los elementos adecuados así como su correcta instalación logran que estos proyectos sean 100% exitosos en nuestro país, por ello es recomendable que en casos de estar interesados en este tipo de proyectos los productores se dirijan a empresas que cuenten con el registro en el padrón de empresas confiables de la página oficial de FIRCO: www.proyectodeenergiarenovable.

DERECHOS RESERVADOS LINERS INSTALERS ® 2012

Diseño de sitio ItemGroup